El Plan Tripartita Secreto

Martes, 13 Mayo   

Un año más tarde, entre marzo y abril de 2007, McCain participó en las reuniones secretas entre negociadores demócratas, republicanos y la Casa Blanca para aprobar un borrador de reforma migratoria que luego que cancelado en junio por falta de apoyo bipartidista.

El proyecto, basado en un fuerte componente de seguridad nacional, incluía una vía de legalización para indocumentados que, entre otros requisitos, estuvieran en Estados Unidos desde el 1 de enero de 2007, carecieran de antecedentes criminales, hablaran inglés, pagaran una multa de $13,500, salieran del país y gestionaran desde el exterior una visa de ingreso.

El proyecto no consiguió los 60 votos (sobre 100) mínimos que requería para que se convirtiera en ley.

Poco después, se reportó que muchos republicanos resintieron que McCain hubiera respaldado un proyecto de ley que le habría otorgado una forma de obtener la residencia legal a millones de indocumentados.

Legalización, no amnistía

Pero McCain no cambió de estrategia. Seis meses después de la suspensión del debate, a mediados de enero y poco antes de las primarias de Iowa, el senador de Arizona hizo comentarios sobre el frustrado plan y apuntó que la legalización de los indocumentados no constituye una amnistía, sino que se trata de estrictas condiciones para que los clandestinos puedan regularizar su situación en el país, como pagar multas, carecer de antecedentes criminales y aprender inglés.

“No se trata de una amnistía”, le dijo al ex gobernador de Massachussets Mitt Romney en un debate dos días antes de las primarias de New Hampshire, donde ganó. “Usted puede invertir toda su fortuna en esos comerciales con ataques, amigo mío, pero -de que la legalización es una amnistía- eso no es verdad”.

Sobre las redadas y las recomendaciones de algunos rivales políticos de expulsar a los 12 millones de indocumentados, McCain destacó que se trataba de algo “imposible” y reiteró que el tema de la reforma migratoria y la legalización de los indocumentados debe ser manejado con “compasión y amor”, advirtiendo, sin embargo, que de lograrse la aprobación de una ley amplia, “nadie puede adelantarse en la cola ni puede quebrantar la ley”.


Tags: ,